martes, 6 de diciembre de 2016

EL GOLPE DE SAN NICOLAS CONTRA EL HEREJE ARRIO

San Nicolás de Bari Defensor de la ortodoxia, Obispo de Myra y Confesor 6 de diciembre † hacia el año 346 en Mira Taumaturgo. San Nicolás Su nombre significa "Protector y defensor de pueblos". Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo.

Verdadera Ortodoxia:

En aquella época en la Iglesia había disturbios a raíz de la falsa herejía de Arrio, que negaba la Divinidad del Señor Jesucristo. Para apaciguar la Iglesia, el emperador San Constantino llamó al primer Concilio Ecuménico en Nicea, el año 325. Entre los 318 santos obispos asistió también San Nicolás. El Concilio Ecuménico condenó al arrianismo y fueron compuestos los primeros siete artículos del Símbolo de nuestra Fe, en el cual se expuso en palabras exactas la fe ortodoxa, la fe en el Señor Jesucristo, quien es el Hijo de Dios, tiene la misma naturaleza de Dios Padre y no es su mejor criatura. Durante los debates del Concilio, cuando San Nicolás escuchó las blasfemias del Ario, se indigno tanto que le dio una bofetada a delante de todos. El Concilio le retiró su cargo como obispo por violar el orden. Pero algunos obispos tuvieron una visión en la cual veían al Señor entregando a San Nicolás el Evangelio y la Madre de Dios lo cubría con Su velo. Todos los obispos del Concilio comprendieron que el arrianismo es desagradable a Dios y devolvieron su cargo a San Nicolás.
Es invocado efectivamente en situaciones de peligros, en crisis económica , por su ardiente caridad esta dispuesto a socorre y ayuda a los necesitados prontamente . Con un amor generoso por los niños y las familias, es maestro de virtudes , patrono de la juventud. San Nicolás es un ferviente guardián de la pureza; es el primer santo de la iglesia que se preocupo por la educación moral tanto de los niños como de sus madres.

Verdadera Pureza y Castidad.

San Nicolás de Myra "Atento a la preservación de la castidad verdadera, miró a Dios con una mente pura y siempre se encontraba en la Santa Iglesia del Señor, cumpliendo la palabra de la Escritura: He decidido ser un paria en la casa de mi Dios, que habitar en las tiendas de los pecadores. Con frecuencia se pasaba todo el día y la noche en la iglesia, en la lectura de libros sagrados y en la oración mental a Dios, en el ejercicio mismo de la reflexión sobre temas edificantes, y aprovechando el descenso de la gracia del Espíritu Santo, para quien había hecho de sí mismo una digna morada, de acuerdo con el dicho: Vosotros sois el templo de Dios, y el Espíritu de Dios mora en vosotros ya que el Espíritu de Dios moraba en San Nicolás, que se purificó por completo y se convirtió totalmente en un hombre virtuoso y espiritual, con el corazón ardiendo de amor cada vez que trabajaba para el Señor. "

Verdadera humildad

Se escondía para hacer el bien huía de la popularidad mundana y de todo narcisismo y falsa piedad.

Fuente : Gloria TV.

San Nicolás de Bari-Defensor de la ortodoxia, ora pro nobis , amén.



lunes, 28 de noviembre de 2016

BERGOGLIO & FIDEL COMUNISMO Y EXCOMUNIÓN

Congregación del Santo Oficio.
1 de julio de 1949:
“el comunismo es materialista y anticristiano, y sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.”…
“los fieles que profesan la doctrina comunista y principalmente los que la defienden y propagan, ¿incurren ipso facto en la excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, como apóstatas de la fe católica?
            Contestación de la Congregación del Santo Oficio: Si”.
Publicación del Santo Oficio que comunicaba la resolución del Santo Oficio en 1949 y que atacaría directamente a Jorge Bergoglio.

(Transcrito de La Stampa/ Vatican Insider)

El Papa Francisco envió un telegrama de pésame al Señor Raúl Modesto Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, con motivo del fallecimiento de su querido hermano, «el excelentísimo Señor Fidel Alejandro Castro Ruz, expresidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba».
En el telegrama, el Pontífice expresa sus «sentimientos de pesar a vuestra excelencia y a los  demás familiares del difunto dignatario, así como al gobierno y al  pueblo de esa amada nación».
Al mismo tiempo, se lee en el mensaje, «ofrezco plegarias al Señor por su descanso y confío a todo el pueblo cubano a la materna intercesión de Nuestra Señora de la caridad del cobre, Patrona de ese país».
Papa Francisco se había reunido con Fidel Castro durante su viaje a Cuba el 20 de septiembre de 2015.

Del día en que la Iglesia excomulgó a los comunistas
(Transcrito de ReL)
El decreto pertenece a la que entonces era conocida como Congregación del Santo Oficio, y hoy se llama Congregación para la Doctrina de la Fe. Lleva fecha de 1 de julio de 1949, corren los tiempos del Papa Pío XII. La Guerra Mundial había terminado cuatro años antes y la Unión Soviética expandía su poderío y su ideología maléfica y alienante por casi la mitad del suelo europeo, mientras ponía los cimientos para su próxima expansión por América, Asia y Africa. En la Iglesia, era secretario de la Congregación, que hoy se llamaría prefecto, Francesco Marchetti Selvaggiani.

            Difundido entonces por la Radio del Vaticano y publicado en España con algún retraso (la fotografía pertenece a la edición del 15 de julio), por ABC, su texto en español reza como sigue: 

   “A esta Suprema Sagrada Congregación le ha sido preguntado lo siguiente:
            Primero: ¿Es lícito inscribirse en los partidos comunistas o favorecerlos?
            Los eminentísimos y reverendísimos padres que tienen  su cargo la defensa de lo que ataca a la fe y a las costumbres, habiendo escuchado el voto de los reverendísimos consultores,, decretaron en sesión plenaria en cuarto lugar que se debía responder “no”, porque el comunismo es materialista y anticristiano, y sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.
            Segundo: ¿Es lícito publicar, propagar o leer libros, periódicos, diarios, folletos, etc. que favorezcan la doctrina y las actividades comunistas o escribir en ellos?
            Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, como cosa que está prohibida por el derecho mismo.
            Tercero: ¿Pueden ser admitidos a la recepción de los santos sacramentos aquellos fieles que conscientes y libremente hayan realizado aquellos actos de los que hablan los números 1 y 2?
            Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, de acuerdo con los principios ordinarios sobre la anulación de los Santos Sacramentos a quien no tiene las disposiciones necesarias para recibirlos.
            Cuarto: los fieles que profesan la doctrina comunista y principalmente los que la defienden y propagan, ¿incurren ipso facto en la excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, como apóstatas de la fe católica?
            Contestación de la Congregación del Santo Oficio: Si”.

Fuente: Foro Católico.

Y podríamos seguir tan ciegos , y seguir pensando que ¿esto es correcto ? . para mi Bergoglio no es el buen pastor de la Iglesia Católica ...pastorea a los peores <> juntos con las ovejas que no son suyas . Es evidente . Yo no no acuso o critico con mala fe , sino ¡ denuncio el mal !.

 facebook

martes, 11 de octubre de 2016

LA MASONERÍA Y EL JUDAÍSMO SON COMPATIBLES

"LA MASONERÍA Y EL JUDAÍSMO SON COMPATIBLES" (RABINO)

  
Por el Ven. H. Rabino Dr. Raymond Apple, Oficial de la Orden de Australia, Decoración de las Fuerzas de Reserva, ex Gran Maestro encargado de la Gran Logia Unida de Nueva Gales del Sur y del Territorio de la Capital Australiana, y Rabino emérito de la Gran Sinagoga de Sidney.
  
Traducido del inglés en el sitio OzTORAH
   
La Francmasonería es la más antigua y mejor conocida entre las organizaciones fraternales del mundo. Dicen ser tan antiguos como la Biblia. En su forma presente surgieron en la Edad Media cuando los albañiles trabajaban juntos, a menudo durante años, en la construcción de castillos y catedrales, desarrollando fuertes lazos de camaradería y honrando altos estándardes de craftsmanship. En dicho discurso fueron aceptados miembros “especulativos” en el movimiento –esto es, hombres que no necesariamente eran “operativos” o constructores activos, pero que abrazaron los ideales masónicos y usaron las herramientas de construcción, especialmente la escuadra y el compás, para simbolizar el camino correcto para regular la conducta humana y edificar un mundo ético.
  
Especialmente en los países angloparlantes, el movimiento siempre tuvo una alta proporción de miembros eminentemente judíos, incluyendo a reconocidos rabinos. Entre los rabinos australianos, el más alto cargo masónico lo ostentan el Rabino Shalom Coleman de Perth, el Rabino Chaim Gutnick de Melbourne y yo en Sydney. Otros rabinos y ministros son ex-Venerables maestros de sus logias.
  
Todo esto indica claramente que los judíos no encontraron que la francmasonería era incompatible con su judaísmo. Los masones judíos se sienten en casa con el movimiento porque incluye entre sus mandatos que un masón debe creer en Dios, y el hecho que la Biblia ocupa un lugar de honor en el salón de la logia.
 
El ritual masónico está basado principalmente en palabras, eventos y personalidades bíblicas, y en general enfatizan en la ética, la amistad y las buenas obras.
 
Lo admitimos, algunas de las palabras hebreas que figuran en las ceremonias masónicasestán mal pronunciadas y las referencias a eventos bíblicos ocasionalmente hacen erróneas sus historias, pero eso es recordado por los francmasones judíos como asuntos incidentales. Ningún desafío relevante a la fe judía se ve en ser masón o promover los ideales masónicos.
 
A menudo se ve lo contrario entre los cristianos. Durante largo tiempo, la Iglesia Católica Romana vivió en estado de conflicto, o en el mejor caso, de una difícil tregua, aunque la posición católica (sic) hoy en día tiende a ser positiva. En años recientes, sin embargo, la Iglesia de Inglaterra ha tomado una actitud crítica hacia el movimiento, tanto en la Gran Bretaña como en la Comunión Anglicana.

En 1988, el sínodo de la Iglesia Anglicana en Australia declaró que la francmasonería es “básicamente incompatible con el Cristianismo”.

El problema cristiano con la francmasonería es tanto general (hay una percepción incorrecta de que el movimiento es una religión rival), como particular, en que no hace referencia alguna a Jesús o al Nuevo Testamento, al menos en los tres grados básicos donde muchos masones progresan.
 
La masonería responde insistiendo en que es religiosa sin ser una religión y que generalmente fomenta una actitud religiosa ante la vida, pero no tiene doctrina teológica, interpretaciones mandatorias o modos de adoración.

Se define a sí misma como “un peculiar sistema de moralidad, velada en la alegoría e ilustrada por los símbolos”. No es iglesia ni sinagoga; no compite con la iglesia o la sinagoga; y urge a los masones a ser miembros completamente comprometidos y practicantes del grupo de fe al que adhieran.
 
La omisión de Jesús y del Nuevo Testamento es implícita en el hecho de que la francmasonería está abierta a hombres de todas las creencias. Judíos, musulmanes, hinduístas y otros son tan bienvenidos como los cristianos. Pero cada uno entra a la masonería con sus propias creencias y compromisos religiosos, y cuando escuchan la palabra“Dios” en el ritual de la logia, lo vinculan a su interpretación teológica.
 
Un judío entenderá el nombre divino en términos del puro e indivisible monoteísmo del judaísmo: para él, “Dios” es “HaShem” (“el Eterno”). Un cristiano es libre de importar la palabra “Dios” a su propio concepto y entender cristiano.
 
La historia de la francmasonería sugiere una gran y trágica paradoja. En parte de la Europa continental, especialmente en la Alemania decimonónica, hubo grandes objeciones a la membresía de judíos en el movimiento.
 
El antisemitismo era entonces endémico en sectores de la francmasonería alemana. Todavía el antisemita nunca fue racional o consistente, y hace mucho la francmasonería era regularmente atacada como “demasiado judía”, y por ende, peligrosa para la sociedad.
  
Acusaciones de conspiraciones judeo-masónicas para minar y controlar el mundo jugaron un rol en el escándalo de Dreyfus. Ellas salieron a la luz en ese notorio fraude, “Los Protocolos de los Sabios de Sión”. Y la derecha alemana y los Nazis agregaron acusaciones similares a su arsenal antisemita.
  
Para los judíos, el derecho de participar en la francmasonería se convirtió en una piedra de toque de la libertad religiosa, y un agente de emancipación e integración social. Por ello, en la libre atmósfera de los países británicos, los judíos estuvieron bien representados en membresías de logias, y muchos líderes de la comunidad judía fueron prominentes masones.
  
Es difícil decir que el desarrollo masónico está creciendo o declinando entre los judíos; no existen estadísticas de ello, aunque esto pueda ser un objeto útil para investigación. Pero sin importar los números, los judíos masones están orgullosos de su contribución a la francmasonería, y orgullosos de la amistad e inspiración ética que ellos obtuvieron del movimiento.

Fuente : http://wwwmileschristi.blogspot.pe/

 Facebook

LOS PLANES DE LA BANCA JUDÍA SOBRE ESPAÑA




VÁZQUEZ  DE  MELLA
DISCURSOS PARLAMENTARIOS
VOL. VII
“LOS PLANES DE LA BANCA JUDÍA SOBRE ESPAÑA”
rothschild
(Intervención de Mella en el Congreso de los Diputados de 19 de Agosto de 1896 sobre  cuestiones de Hacienda y presupuestos.) 
“¿Cómo no se han meditado, por los políticos españoles que ocupan el banco azul, los peligros e inconvenientes de entregarnos en manos de la Banca judía?.
Recordad lo que ha sucedido en Hungría. En Hungría estaba prohibido a los judíos adquirir propiedad territorial. En 1862 se consiguió, por arte de esa Banca, que se les autorizase para ello, y resultó que, al cabo de pocos años, en la poderosa y rica Bohemia, sesenta de las casas más ilustres habían dejado en las garras de los judíos toda su fortuna; y ésta es la hora en que la cuarta parte de la propiedad de Bohemia está en poder de los Rothschild, como también están en poder de los judíos las cuatro quintas partes de la provincia de Padua en Italia.
Un día Hungría quiso hacer un empréstito con esa casa poderosa; y, desde el momento en que se dejó penetrar a los Rothschild en la Hacienda de esta nación, se arruinó, en términos que tiene hoy una de las deudas más enormes de Europa. Parece que hay algunos que se sonríen, sin duda porque yo combato a los judíos.
El que quiera conocer los propósitos y la conducta de la Banca judía, el que quiera saber el programa judaico que desarrollaba un ilustre rabino, !ilustre dentro de la sinagoga, por supuesto! , no tiene más que leer un libro inglés de John Readelif, donde está inserto íntegramente. Notabilísimo trabajo que, por su franqueza y claridad, han llegado a llamar varios publicistas  “el programa judaico”.
Son dignos de meditarse algunos párrafos de ese documento ; porque, después de ensalzar el rabino a que me refiero la raza judaica, y de decir que la Providencia le ha dotado de “la astucia del zorro, la memoria del perro, el instinto de asociación de los castores y la frialdad de la serpiente”, añade que para esa raza ha sonado la hora de que se cumpla la profecía de Abraham, y llegue así a dominar el mundo entero ; y expone y desarrolla el plan financiero que debe seguir para ejercer la dominación y el monopolio de los Estados.  Y dice, entre otras cosas, lo siguiente, que suplico al Sr. Ministro de Hacienda que medite:
“Hoy, todos los emperadores, reyes y príncipes reinantes “están cargados de deudas”, contraídas para sostener ejércitos numerosos y permanentes que apoyen sus tronos vacilantes.  La “Bolsa cotiza y regula esas deudas, y somos en gran parte dueños de la Bolsa” en casi todas las plazas.  Es menester, pues, que nos empeñemos en facilitar más y más “los empréstitos” para convertirnos en “árbitros de todos los valores”, y, en cuanto fuere posible, “tomar en cambio”, por los capitales que suministramos a las naciones, “la explotación de sus vías férreas, de sus minas, de sus selvas, de sus grandes fábricas, como también otros inmuebles, y aún la administración de los impuestos”.
Parece imposible que tan fácilmente hayamos olvidado el cuadro que se ofreció a los ojos de Europa al hundirse el gran imperio napoleónico.  El día terrible en que en los campos de Waterloo era derrotado Napoleón, se hallaba allí el fundador de la dinastía de los Rothschild acechando el momento en que Napoleón cayera vencido por Inglaterra, y con Napoleón se derrumbara aquel imperio que parecía superior al de Ciro y al de Alejandro.
Allí, en aquel campo de muerte, había un hombre atento al resultado de la batalla, no para tomar parte en la tristeza de la derrota o en la alegría de la victoria, sino para marchar precipitadamente a la costa en caballos preparados, para saltar al barco que le esperaba, dirigirse a Inglaterra, llegar a la Bolsa de Londres y jugar a juego visto, utilizando la desgracia para multiplicar su fortuna en aquella cotización que hizo a Nathan Mayer el primero de los Rothschild británicos.
Acordáos, si queréis, de cómo acabó “la casa Baring”; de cómo trató Rothschild de poner asechanzas a nuestro crédito para conseguir que quebrase el Banco de España, como había hecho quebrar al de “La Unión” de París.   Y observad que al lado de la casa Rothschild, y protegida por ella y en relación bancaria íntima, está una casa de Londres que se llama la “casa Morgan”; y que esa casa Morgan está unida con otra casa Morgan establecida en Nueva York, donde se hallan aquellos senadores que también se apellidan así, y que nos han insultado y escarnecido en el Parlamento de los Estados Unidos.
Recordad que unidos a esos Morgan están todos los agentes  que cubren los empréstitos filibusteros, y ved cómo esos agentes se unen al Morgan senador, y el Morgan senador a la Banca judía Morgan de Nueva York, que está en relación con la Banca judía Morgan de Londres, y éstas a las órdenes de Rothschild.
Este es el encadenamiento con el cual puede suceder que todavía esos judíos alarguen una mano al Ministro de Hacienda y otra al Estado español, y  traten de sacarnos los últimos restos de la fortuna nacional, al mismo tiempo de redondean el negocio y dan muestras de lo que ha hecho en la Historia esa Banca judía fomentando, por medio de la Morgan de los Estados Unidos, la insurrección de Cuba, y abrumados nosotros por el infortunio, concluyamos teniendo allí como factor de la guerra, a la sucursal de Rothschil, y teniendo aquí como factor también de nuestra ruina a la casa Rothschild.
******
A un miembro de la mayoría gubernamental, el Sr. Burell le dice Mella en esta misma sesión:  “Su Señoría se ha querido introducir en el campo del carlismo y presentarme a mí como un heterodoxo.  !Yo heterodoxo, Sr. Burell! 
Su Señoría podrá ser heterodoxo con relación a los fusionistas, como lo ha sido antes con relación a los conservadores, pero yo no me he mudado de sitio, y por eso no soy heterodoxo.  Un gran heterodoxo sería yo el día en que me separase de la Iglesia, y, con la gracia de Dios, no me separaré de ella mientras aliente, como seré hasta la muerte fiel a la Monarquía que ampara y defiende sus derechos”.
Un poco antes, Mella se había dirigido al Sr. Burell en estos términos :
Su Señoría nos habla de la civilización cristiana. Este programa judaico, que tanto enseña, dice, entre otras cosas, lo que voy a leer a Su Señoría:
“El oro es el poder más grande de la tierra; el oro es la fuerza”, la recompensa, el instrumento de todo goce, todo lo que el hombre teme y codicia; he aquí el gran misterio, la profunda ciencia del espíritu que rige al mundo.  !He aquí lo por venir!   Dieciocho siglos han pertenecido a nuestros enemigos; pero el siglo actual y los siglos futuros nos deben pertenecer a nosotros, !pueblo de Israel!, y nos pertenecerá seguramente”.
Si Su Señoría busca en la literatura del pueblo de Israel, a contar desde el Talmud, palabras semejantes, blasfemias tremendas y horribles contra la civilización cristiana, allí encontrará S. S. cuantas quiera.  Esa raza lleva dentro del pecho, como una especie de tabernáculo sacrílego, un odio inextinguible contra todo el régimen cristiano.
Ese odio se ha traducido en las leyes y se ha llevado muchas veces a las instituciones informadas por el liberalismo. Hoy, los grandes librepensadores modernos tienen como directores en muchos puntos a esa raza judaica. Y S. S. debe saber que esa civilización cristiana, de la que habla como si fuese sinónima de la civilización contemporánea, fue negada primero por la Protesta luterana, que se levantó un día a negar, con soberbia satánica, todo lo que había afirmado la sociedad cristiana.
¿No sabe Su Señoría que esa Protesta filosófica engendró una Protesta política que tuvo por fórmula el “Contrato Social” de Rousseau, y por hecho la “Revolución francesa”, y que esa Protesta política, esa Protesta Filosófica y la Protesta religiosa van ahora a concentrarse, por  el orden dialéctico de las negaciones, en una tremenda “Protesta civil”?.
Pues entonces, ¿cómo pretende S.S. hablar en nombre de la civilización cristiana? Pues qué, ¿no está la civilización cristiana negada precisamente en las leyes, en los principios y en las instituciones modernas? ¿Qué significación tiene, si no, todo ese derecho moderno del que S. S. nos hablaba?  ¿No radica y se funda todo él en la “autonomía de la razón individual”.
¿Y qué significa esa autonomía sino el derecho de dirigirse a sí misma con entera independencia, y por lo tanto, el de manifestar todas las ideas, sino extendiendo esas manifestaciones emancipadas de un orden religioso y moral preestablecido, y por lo tanto, libérrimas, sin obstáculos ni limitación?
¿Y cómo se puede afirmar ese supuesto derecho en el hombre, de creer y sostener lo que mejor le parezca, sin negar  a Dios el derecho absoluto a “imponer deberes religiosos” a la voluntad humana, y “revelar verdades” superiores a la órbita finita de la razón?
Créame, Sr. Burell : Una vez negado el orden cristiano, no hay más remedio que ir al desorden racionalista, y de allí derechamente al monismo panteísta. Ya ve Su Señoría cómo no se puede hacer a un tiempo la apología de todos esos principios en que descansa el derecho de los tiempos modernos, y la de la civilización cristiana, sin incurrir en las más elementales contradicciones.

Fuente : Foro Católico. 

 Facebook

martes, 20 de septiembre de 2016

LAS DIMENSIONES MASÓNICAS DE LA BOMBA EN NAGASAKI









Los enemigos de la Iglesia siempre 
al acecho y destrucción de la Obra de
 Dios, pero nunca podrán aniquilarla.
 facebook





viernes, 2 de septiembre de 2016

EL MOVIMIENTO PENTECOSTAL UNA AMENAZA A LA FE : EXTRACTO



















El objetivo de esta documentación es hacer saber con espíritu caritativo a los miembros de la RCC tomen un chequeo revisionista justo y moralmente responsable de lo actualmente se les oculta  de los orígenes heréticos, sectarios  de la Renovación Carismática. Hago puntuación ,y comprendo que no todos los carismáticos conocen esta reveladora verdad , por lo tanto ahora tiene esta oportunidad para que se animen a investigar para librarse de uno de los anatemas dejadas por los enemigos reales de la fe en el último Concilio.

 facebook






EL ESPÍRITU SANTO Y LA "RENOVACIÓN EN EL ESPÍRITU"









Esta documentación y de otros más que publicaré en la medida como vaya seleccionándolos acertadamente , además les comunico que en mis antiguas páginas publicadas ya hace años me las han sido bloqueadas o desaparecidas , creo yo que hay un interés de un sector de la Iglesia sea eclesiástico o laical la conveniencia que no se sepa los orígenes del Movimiento , y se siga adelante con el engaño para muchos, como me doy cuenta en ellas se confirma una enorme conspiración contra la Iglesia en diferentes frentes y batallas que iban , van y seguirán socavando la fe tradicional , y como me enseñaron a decir siempre la verdad y las cosas como son , tales individuos como los desafortunados traidores Ralf Keifer  y Patrick Bourgeois confabularon con los protestantes de la peor calaña , los pentecostales introduciendo a la Iglesia el veneno de la herejía, que tiempo más tarde en plena prostitución nace la bastardia del carismatismo seudocatólico. Y de este, allí no queda , hay más culpables los innombrables hombres cardenalicios que estuvieron involucrados en los peritos de las reformas durante el Concilio Vaticano II.   Dios en su Inmenso poder los juzgue. 
 Facebook